miércoles, 13 de agosto de 2008

Viaje a Irlanda

El objetivo era mejorar el inglés en la Universidad de Limerick y conocer algunos aspectos de la sociedad irlandesa, en un curso para para profesores bilingües o involucrados en proyectos Comenius de toda Europa. Así que al tercer día participé en una lectura de poesía y al cuarto ya conocía al alcalde. Me gusta integrarme.




La lectura fue en White House, un pub que organiza recitales del tipo "open micro" desde hace cinco años. Y con bastante éxito. Aunque introduje mis poemas en inglés, los leí en español. Quizás porque no los entendió, el organizador de la velada, el señor de la pajarita (Mc Barney Sheehan), pidió para mí una segunda sesión de aplausos.



Al día siguiente el alcalde de Limerick, en apariencia bastante tajado (juzguen ustedes mismos), trató de explicarnos la historia de su ciudad desde las primeras invasiones vikingas, ebrio de orgullo. Durante aquella amena hora y media hubo momentos en que parecía que la totalidad del contenido auditorio iba a estallar en una irreprimible risotada general.

Qué personaje. Aunque para personajes, los compañeros del curso: gañanes, bellotaris, improvings, freaks de todo tipo, incluido yo mismo.

¿Irlanda? Debido a mi abstemia forzosa (no he bebido ni una sola Guiness ni un maldito Jameson), me veo obligado a adoptar una actitud bastante sobria ante este país.

(Mañana más)

6 comentarios:

luna dijo...

Alcalde Bernier.

Nacho Montoto dijo...

Señores de pajaritas por todos lados. En fin, a ver si se deja caer por ciudad caín, llamada en otro tiempo Córdoba la llana.

La maraña dijo...

Laura Rosal me enseñó tus poemas. Me alegro de haber encontrado este blog tuyo y te seguiré.

Borja.

virabadra dijo...

"V"ernie"s", nitroglicerina para el corazón. El dolor revierte en unos minutos, como un poema. Gracias por tus versos Bernier.

Bernier dijo...

Gracias a ti, Virabadra.

Borja, los amigos de Laura son mis amigos.

Nacho, estás por ciudad Caín?

Just trust me, Luna.

Abrazo a todos.

Gabriela Lovera dijo...

Caramba, te has codeado con la creme irlandaise de la creme. Felicitaciones. Un saludo atrabiliario,

Gabriela