lunes, 22 de febrero de 2010

I threw it all away

4 comentarios:

Maria dijo...

Que yogurín.

Me acabo de acordar del bar aquel que llevaba por nombre el apellido de tan ilustre músico. Y de las noches de aquel año.

Tengo cosas que contarte!

la puerta blanca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola, compañero.
Una muy buena elección, aunque no creo que llegue muy lejos en esto de la música. El presentador tampoco :)
Un abrazo.
Te veo el sábado.
Saúl.

Bernier dijo...

No lo pasamos mal allí, ¿verdad, María? Ya no recordaba mi etapa como empresario de la noche. Tenía que haberla aprovechado más. ¿Cuando me contarás esas cosas?
Besos

Hola, Saúl. Claro que nos vemos. Se nota demasiado que este chico viene de Minesotta... Ningún futuro.
Abrazo