lunes, 19 de diciembre de 2011

Bereberes verdes



En los ruidos, como nuestro principio,

en el desfiladero,

donde me correspondiste

-sí, era un desfiladero-

le doy cuerda a la caja de música, otra vez,

sabes:

la invisible,

la

inaudible.


(1965)



Poema de Paul Celan (Czernowitz, 1920 - París, 1970), traducido por Jaime Siles, del volumen Paul Celan y Gisèle Celan-Lestrange. Correspondencia (Madrid, Siruela, 2008).

8 comentarios:

Elisabeth Candina Laka dijo...

Precioso poema.
Un saludo

Juan Antonio Bernier dijo...

Gracias, Elisabeth. Saludos

Fruela dijo...

¡Miamigomío!

Juan Antonio Bernier dijo...

Partiéronsemelastelas dedentrodelcorazón,
froymíodemialma
yotequieromogollón

Fruela dijo...

voy a hacer un acróstico en tu honor porque fumas Camel:

¡Curro!
¡Amigo
Mío!
Eres
Laleche

Juan Antonio Bernier dijo...

Красота, queridofroy :)

Anónimo dijo...

qué maravilla... sólo él puede juntar caja de música y vacío. el mejor. besos, queridos.

Anónimo dijo...

ah, soy juanandrés, olvidé decir