miércoles, 30 de mayo de 2012

Una paz sin olvido


LA EXPEDICIÓN, 2

Eso que con el tiempo pasa (¿se dice así?)
tiembla en las cuerdas sacudidas
suavemente, sin ningún esfuerzo, sonando
bajo un cielo que no parece posible
en un plano de eternidad.

Esa humedad atraviesa la tierra
desprevenida. Se pone esa condición
para que haya un secreto.
Quien no desee una paz sin olvido
que baje la vista, o que
levante la mano.


Poema de Antonio Méndez Rubio, del libro Siempre y cuando (Madrid, Abada, 2011).

3 comentarios:

Almudena Vega dijo...

la segunda mitas es genial, no conocía el poemario. besotes.

Fran dijo...

Desprende unas ansias como de levitación, estaré al tanto del autor. Y de tu blog...

saludos

un genio del montón dijo...

qué grande!