miércoles, 5 de septiembre de 2012

"La sal del mundo: el sol"



Desde hoy se encuentra disponible un libro del que me siento particularmente orgulloso: la antología que Juan Carlos Reche y yo hemos traducido de la obra poética de Giorgio Caproni (Livorno, 1912 - Roma, 1990). Italo Calvino admiraba de él su maestría en la versificación, su afabilidad comunicativa y el suspense que se produce en sus poemas entre relato y lírica. Pier Paolo Pasolini, uno de sus más célebres discípulos, señaló que "su impresionismo deviene expresionismo". Personalmente, siento una extraordinaria afinidad con un poeta que, a través de una obra dilatada y diversa, logra una singularísima aleación de tradición y modernidad. Ojalá que esta sea una afinidad compartida por muchos.


RECUERDO

Recuerdo una iglesia antigua,
perdida,
a la hora en que el aire se anaranja
y la voz se nos quiebra
bajo los arcos del cielo.

Estabas cansada,
y nos sentamos en un escalón
como dos mendigos.

Sin embargo, la sangre hervía
maravillada al ver
cada pájaro en el cielo
convertirse en estrella.


Poesía escogida de Giorgio Caproni (Valencia, Pre-textos, 2012; edición de Juan Carlos Reche, traducción de Juan Carlos Reche y Juan Antonio Bernier)

6 comentarios:

Fruela dijo...

¡qué ganas, miamigomío!

tengo que llamarte esta semana o ajín.

abrazo grande

El transcriptor dijo...

Creo que lo conocía sólo de nombre y de algún poema suelto. Peccato! Gracias por el libro. A ver si lo tienen en la librería.

Saludos

Elise Plain dijo...

qué maravilla

Juan Antonio Bernier dijo...

Fruela, Transcriptor y Elise, gracias y abrazos para los tres
:)

Anónimo dijo...

Cómo me recuerda esta pieza de Caproni a la que Gregory Corso tiene como epitafio.

"Spirit is life
it flows thru the death of me
endlessly
like a river
unafraid of becoming the sea"

Ambos, son geniales, no?

Soy la chica limeña que buscaba tu libro y que aún lo busca. ¡Mucho!

Liliana Tabákova dijo...

¡Enhorabuena, Juan!